miércoles, 24 de julio de 2013

Canciones con rostro

Vivir la vida siempre con música de por medio, hace que hayan canciones que en mi mente se asocien con situaciones y personas que fueron banda sonora de la etapa de vida y que en su momento marcaron de forma determinante la manera en que serían escuchadas después. Y es que siempre que a una canción se le pone rostro, esa musiquita no podrá escucharse NUNCA MÁS de la misma manera.
La misma canción puede tener significados diferentes en la vida de la gente, hay canciones alegres o movidas que asocio con momentos tristes, así mismo algunas canciones medias tristonas las asocio con momentos de mucha paz y alegría.


Sé que no será lo mismo para mí que para otra persona escuchar Open arms de Journey o Always de Bon Jovi. Cada quién pondrá su propia imagen al escuchar Estrechez de corazón y sentirá un vacío distinto (en bien o en mal) de solo imaginar Again de Lenny Kravitz. 
La música nos transporta a lugares e instantes, vivimos nuestro propio Road Trippin' hacia un Strawberry field personal, recordamos ese Time of your life que nos hizo tan felices o simplemente un día cualquiera en este Ordinary world.
Las lecciones que nos deja la vida también tienen su banda sonora, esa Sometimes you can't make it on your own escuchada después de un drama recuerda a esa persona que estuvo y está siempre para recordarnos que La vida es así
Agua de Jarabe de Palo trae a la memoria el rostro de ese amor imposible. O recordamos al protagonista de esa historia chistosa que tenía a Tratar de estar mejor como intermedio musical y a Crazy little thing called love como himno.
El fin de una historia con When you're gone, el deschavete con My favorite game, el nuevo comienzo con From this moment on y una larga lista de etcéteras con canciones que poco o nada han tenido que ver con el momento pero que evocan recuerdos, como compartir dos panes y una coca cola entre amigas escuchando Is this love.

El asunto es que no siempre es tan chévere asociar gente a una canción. En especial cuando uno quiere, necesita sacarse una historia de encima y cada vez que escucha Trátame Suavemente no solo ve el rostro, sino que revive un inmenso conjunto de recuerdos.
En fin. Capaz es cierto aquello de "Si amas una canción, no la dediques" ni explícita ni implícitamente. Aún así, me gusta tener recuerdos e historias musicales. Siempre una bonita melodía será bienvenida y quedaré agradecida.

Lea también
Esto de la amistad..
ABC musical, dígalo cantando!
No lea esto

2 comentarios:

Efren Guerrero dijo...

Tu siempre serás esta

https://www.youtube.com/watch?v=QCm_gY2m58Q

MJ Ormy dijo...

:S